Pepe Cañadas nos enseña que “hacerse mayor no es hacerse viejo”

video-envejecimiento1

Pepe Cañadas Fajardo, integrante del Centro de Día para mayores de ASPRONA en Albacete, ha a participado en la grabación de un vídeo documental que será estrenado el próximo 12 de noviembre en el Encuentro de Plena inclusión en Valdepeñas.

Pepe ha sido elegido para enseñarnos que “hacerse mayor no significa hacerse viejo”, y que después de la jubilación todavía nos quedan cosas por hacer y aprender. En este sentido, es importante la transformación de los servicios de forma que sean capaces de acompañar a la persona con discapacidad intelectual en este proceso, fomentando el desarrollo de un envejecimiento activo, abogando por prestar a la persona los apoyos necesarios para alcanzar una verdadera calidad de vida en esta etapa. video-envejecimiento4

Esta transformación significa contar con la persona, y proporcionar los apoyos necesarios para que su vida esté más vinculada a la comunidad y menos a los aspectos productivos propios de Centros Especiales de Empleo y/o Centros Ocupacionales.

Estar activo significa prevenir el deterioro, a través de la estimulación cognitiva y física. Esta estimulación conviene que sea desarrollada en entornos reales, propios del día a día de la persona, buscando la funcionalidad.

Es importante generar posibilidades de vivenciar nuevas experiencias, las nuevas experiencias abren camino a nuevos aprendizajes, un ejemplo de ellos puede ser el manejo de nuevas tecnologías (tablets, ordenadores, móviles…) y el descubrimiento de entornos de ocio que se ajusten a sus gustos y necesidades.

Cultivar las relaciones sociales, dentro y fuera del colectivo, ayuda a evitar el aislamiento y el sentimiento de soledad que en ocasiones acompaña a esta etapa.

video-envejecimiento2

Especialmente destacable en esta etapa, es todo aquello que tenga que ver con la salud, no solo en el abordaje de los problemas de salud que la persona presenta de forma crónica y ocasional sino trabajando particularmente en la prevención. Para ello, los centros han de hacer responsables en la medida de lo posible a las personas con discapacidad de aspectos como la hidratación diaria de la piel, el cuidado de uñas y pies, alimentación sana y saludable, higiene buco-dental e higiene postural entre otras.

Desde este enfoque, lograremos incrementar la autodeterminación de la persona rompiendo con la falsa idea de que la etapa del envejecimiento es una etapa básicamente asistencial.

La autodeterminación significa confianza en uno mismo, y la confianza en uno mismo empoderamiento.

video-envejecimiento3

Un centro de atención a personas con discapacidad mayores de 50 años que base sus acciones en estas premisas, estará transformando sus esfuerzos en lograr que la persona tenga una buena calidad de vida en cada una de las dimensiones que la componen.

envejecimiento-activo

con-las-personas-con-dispacidad-intelectual-o-del-desarrollo-y-sus-familias

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar