Solidario del mes: La empresa albaceteña de cuchillería Arcos Hermanos, por su colaboración de más de 15 años con la Fundación ASLA

Arcos Hermanos S.A. es considerada como la primera empresa de cuchillería española con mayor proyección internacional alrededor de todo el mundo. Tiene su sede en la ciudad española de Albacete. La primera pieza considerada el germen de la empresa fue el hallazgo de unas tijeras de escritorio fabricadas por Juan de Arcos fechadas en 1734 y que actualmente se encuentran en el Museo de la Cuchillería de Albacete.

ARCOS Hermanos tiene una superficie de trabajo dividida en diferentes plantas dentro de la provincia de Albacete, una situada en el polígono industrial de Albacete y otra en Madrigueras, pueblo de la provincia de Albacete. A nivel internacional se puede encontrar productos Arcos en cualquier continente. Actualmente está operando en 94 países, distribuye piezas por todo el mundo, convirtiéndola en la empresa líder de cuchillería, tanto profesional como de uso doméstico, cuyo nombre es conocido en multitud de naciones.

El complejo industrial, ha sido ampliado en varias ocasiones desde su creación, consta en la actualidad de 30.000 m2, repartidos en distintas plantas de producción, fundición, montaje, almacenes, distribución, oficinas, etc.… El equipo humano está formado por aproximadamente 500 personas, contado con los empleados de Arcos en la Fundación ASLA y la Asociación Amiab.

Colaboración con la Fundación Laboral de ASPRONA (ASLA)

Partiendo de la filosofía de Gregorio Arcos de “devolver a lo sociedad lo que la sociedad te da” la empresa Arcos Hermanos comenzó a tener los primeros contactos con la Fundación Asprona en septiembre del 2000 hasta la actualidad como fundación ASLA (Asprona Laboral), pasando por un periodo de adaptación adecuado para comenzar a trabajar juntos en 2003.

Durante los primeros años se hacía el marcaje, limpieza y empaquetado de dos modelos. Los objetivos en principio eran dar una calidad acorde con los estándares y partiendo de esa base, ir poco a poco asumiendo objetivos de producción.

En 2003, ASPRONA homenajeó a Arcos Hermanos otorgando el nombre al taller de “TALLER GREGORIO ARCOS VILLANUEVA”. En este mismo año, se realizó la primera visita de los trabajadores de ASLA a las instalaciones de Arcos Hermanos, pudiendo descubrir in situ, como eran parte de un gran equipo, de un engranaje fundamental de la empresa.

Del 2003 al 2009 el taller estuvo en las instalaciones de ASPRONA, en el Centro Ocupacional de San Ginés, donde se aumentaron tanto los modelos como los objetivos de producción. Se comenzó trabajando con los modelos Forjados Francés y chuletero, asumiendo mayores retos a niveles de producción.

Alcanzando los objetivos de producción

Más tarde el taller comenzó a crecer, incorporando trabajadores con otros tipos de discapacidad (físicass y sensoriales), debido sobre todo a los niveles de producción a los que se estaban llegando.

De esta época es destacable que gracias al taller Gregorio Arcos, las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo que formaban parte del centro ocupacional de ASPRONA, pudieron acceder a un contrato laboral como CEE (Centro Especial de Empleo).

En 2008 se constituyó la Fundación ASLA y en mayo de 2009 se trasladó a las instalaciones en el polígono industrial Romica.

Instalaciones en la Fundación ASLA

El objetivo de la Fundación fue el desarrollo laboral de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo (PCDID). Durante un tiempo hubo un enclave en las instalaciones de Arcos Hermanos con personal y con un tutor propio de ASLA.

Este enclave tenía como objetivo facilitar la formación adecuada a personas con discapacidad intelectual para posteriormente desempeñar el cargo en el taller de ASLA. Después de un año, cuatro de las cinco personas de la fundación ASLA que habían sido formadas fueron contratadas para trabajar en las instalaciones de Arcos Hermanos.

En el año 2012 ASLA obtuvo el certificado ISO9001 dentro del taller. Este objetivo alcanzado por la Fundación, es la herramienta que posiciona a ASLA donde actualmente está, trabajando en todo tipo de actividades como imprenta, serigrafía y marcaje.

A fecha de hoy en el taller trabajan entre veinte y treinta personas, el número de personas con otras discapacidades también ha aumentado, cobrando estas protagonismo en las tareas de marcaje y limpieza. Las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo realizan su función en las tareas de manipulado y empaquetado.

Desde la empresa Arcos Hermanos han trasmitido su entusiasmo por la colaboración con la fundación ASLA, recalcando el buen trabajo realizado y la inexistencia de problema alguno durante todos estos años de colaboración juntos.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *