M.ª Dolores Olivares: “No sé qué hubiera sido de nosotros como núcleo familiar sin ASPRONA”

Háblanos un poco de ti.

Soy natural de Hellín, aunque vivo muchos años en Albacete. Tengo 57 años y soy profesora de francés en el I.E.S Don Bosco. Estoy casada y tengo un hijo de 26 años y una hija de 23, que asiste al Centro Ocupacional San Ginés de Albacete. Me considero una persona muy sencilla.

¿Qué aficiones tienes?

Mi principal afición es la lectura y también me gusta mucho ver películas y series, sobre todo el cine francés. Ahora mismo estoy viendo la serie Your Honor.

Me encanta practicar aquagym con un grupo de amigas, lo hacemos dos o tres veces por semana y nos sirve para desahogarnos y compartir emociones. Aprovecho para recomendarlo porque es una actividad muy divertida.

¿Cuál crees que es tu mayor defecto y tu mejor virtud?

El defecto lo tengo clarísimo, porque en casa me lo repiten continuamente, soy una maniática de la limpieza y del orden. A veces me paso y en casa me dicen que no pasa nada por no dejar las cosas como estaban.

Sobre la virtud, creo que soy bastante empática. Se ponerme en el lugar de los demás, escuchar, y si puedo también ayudar.

¿Qué valores imprescindibles tienen que tener tus amistades?

Pues lo tengo clarísimo, tienen que ser amistades leales. No me gustan las personas volubles que cada día dicen una cosa. Tengo amistades desde hace muchísimos años que saben que, si me necesitan, pueden contar conmigo.

¿Nos podrías contar alguna curiosidad acerca de ti para poder conocerte un poco mejor?

Siento admiración y simpatía con lo francés. De pequeña tenía familia que vivía en Francia y cuando venían de vacaciones en verano, mi tía materna me traía tebeos en francés y productos alimenticios típicos, como cafés y chocolates. Me gusta mucho ir al país galo y con mis alumnos también he organizado varios viajes, y algunos que tenemos pendientes en cuanto la situación lo permita.

¿Algún sueño por cumplir?

Mi sueño está relacionado con las personas con discapacidad y también con mi trabajo como docente: la inclusión educativa. Sé que ahora hay una polémica con la nueva Ley de Educación, pero muchas familias están preocupadas porque tienen sus hijos en edad escolar o en Atención Temprana.

Ahora no quiero iniciar un debate, pero sí que quiero dejar la siguiente reflexión, y es que, si queremos una sociedad inclusiva, tenemos que tener una escuela inclusiva. Creo que está todo relacionado. No tenemos una piscina, un parque o un cine para personas con discapacidad.

¿Desde cuando tienes relación con ASPRONA?

Desde que mi hija era muy pequeña, no inmediatamente cuando nació, porque pasaron unos meses hasta que el pediatra y nosotros nos dimos cuenta de que estaba pasando algo en su desarrollo psicomotor.

Gracias a ASPRONA pudimos comprender lo que pasaba en realidad. No teníamos ningún conocido que le pasará algo parecido y estábamos muy perdidos.

ASPRONA nos ayudó, nos guio, nos apoyó y nos presentó a más familias que estaban en la misma situación que la nuestra. Nos ha acompañado en todas las etapas con nuestra hija, pero en esos primeros momentos cruciales, fue muy importante, ya que conseguimos comprender y aceptar la situación que nos estaba ocurriendo. No sé que hubiera sido de nosotros como núcleo familiar sin ASPRONA.

¿Qué es lo que significa para ti ASPRONA?

Inclusión, diversidad, no discriminación y solidaridad. También significa personas, familias, profesionales, socios y colaboradores. Aquí quiero incluir a la sociedad de Albacete, que siempre está deseando participar y ayudar en cualquier acto o evento que organizamos.

Si solo pudiera decir una cosa, elegiría las personas. A las más de 1400 que atendemos en los diferentes servicios, eso es ASPRONA.

¿Cuál ha sido tu mayor motivación para presentarte a la Junta Directiva de ASPRONA?

Mis ganas de trabajar. Mi ilusión por participar, colaborar y conocer. Llevamos muy poco tiempo, pero ya me he dado cuenta de que todas las familias deberíamos formar parte alguna vez de la Junta Directiva. Es como mejor conoces la asociación, porque cada familia solo conoce el servicio que utiliza.

Antes de ser parte de la Junta Directiva, no me imaginaba el gran volumen de trabajo, de implicación, de servicios y de gente que hay en ASPRONA.

¿Qué planes de futuro tienes para ASPRONA?

Gran parte de la Junta Directiva es nueva, ahora nos toca recoger el testigo de la antigua Junta Directiva y vamos a seguir trabajando en la misma línea. Lucharemos por una sociedad abierta a la diversidad y que no discrimine a nadie.

¿Algún mensaje que quieras mandarle al conjunto de personas que forman ASPRONA?

Quiero dar las gracias a todo el mundo por la buena acogida que estamos recibiendo en nuestra “gira” de visitas a todos los centros. Tanto los profesionales como las personas con discapacidad están acogiéndonos de una forma increíble. Reitero mi compromiso a trabajar con y para las personas con discapacidad.

¿Algo más que quieras añadir?

Los derechos de las personas con discapacidad son los derechos de todas las personas. Son los derechos humanos. Nunca debemos olvidar que de la misma forma que no discriminamos por sexo, religión o color de la piel, no podemos discriminar a una persona por tener capacidades diferentes a las de otra.